CENLA

Labrador Retriever
RESERVA ON LINE¿DÓNDE ESTAMOS?

Como sucede con muchas otras razas caninas, el origen del Labrador retriever es algo confuso; así pues existen diferentes teorías acerca del mismo. De todos modos, todas señalan la isla de Terranova, al Noroeste de Canadá, como el lugar de origen del mismo.

Una de las teorías más aceptadas es la de que, allá por el siglo XVII, la isla servía de refugio a pescadores procedentes del Reino Unido, y que entre los perros que llevaban estaría el ancestro del actual Labrador. Este ancestro era llamado Perro Menor de Terranova, o bien Perro de San Juan (St. John´s dog), que, con el labrador, posee la singular característica de los dedos palmeados (unidos por una membrana, similar a los de una rana).

Fueron aristócratas ingleses, con su reconocida pasión por los perros, quienes introdujeron en su país, hacia 1825, al Perro Menor de Terranova, que, tras diferentes cruces con otras razas de perros cazadores, se ha convertido en el actual Labrador Retriever.

Descripción y temperamento de la raza

El temperamento del labrador es uno de los rasgos más característicos de esta raza. En el estándar de la raza es descrito como, “perro inteligente, entusiasta y dócil, con una fuerte voluntad de complacer. De naturaleza amable, sin trazas de agresividad o de timidez excesiva”. Su carácter ha contribuido a su gran popularidad como perro de familia y perro de trabajo. El Labrador retriever es un perro amante del ser humano, siempre dispuesto a complacer a su amo. El labrador es feliz en compañía de su amo, adora estar con las personas. Es un perro de temperamento muy equilibrado y aborrece la soledad.

De carácter bondadoso, inteligente, amable, dulce y paciente con los niños. Perro muy extrovertido, activo, divertido y sumamente cariñoso. Demostrará su fuerte personalidad en todo momento. Su aspecto es compacto, fuerte y vigoroso, pero su expresión es sumamente dulce, que acentúan unos ojos castaños de mirada profunda y amable tan propia de esta raza.

El labrador en familia

“Qué dulce es saber que unos ojos se fijarán en nosotros y brillarán con más fuerza cuando lleguemos…” ( Lord Byron, 1788-1824)

Un buen ejemplar de Labrador retriever, aquél que sigue el estándar de la raza, será un excelente perro de familia.

Es, sin embargo, necesaria una cría selecta y minuciosa del Labrador para que se manifieste su auténtico temperamento: entusiasta, dócil, sin trazas de agresividad. Porque es un perro inteligente, y por tanto, fácilmente adiestrable, aprenderá pronto a habituarse a la vida y normas familiares. Como se adapta a todo, a pesar de ser un perro de campo, se adaptará perfectamente a la vida en la ciudad.

Y gracias a su lealtad al amo y su fuerte deseo de complacer, será feliz a su lado y le hará feliz a usted.

El labrador como perro de asistencia

“Perros guía para los ciegos, perros que oyen para los sordos, perros de compañía para quienes viven solos… Perros que consuelan a los enfermos y a los ancianos y se hacen amigos de los niños solitarios…..” , dijo alguien.

Es verdad. Gracias a su inteligencia, su docilidad y su gran entusiasmo por aprender y complacer a su amo, grande o chico, el Labrador ha sido adiestrado como perro de asistencia en diversos campos: niños autistas, personas invidentes, personas con discapacidades auditivas, personas con discapacidades físicas; detección de drogas y explosivos, salvamento, terapia en centros geriátricos, centros penitenciarios, etc.

El labrador, perro de cobro

El Labrador retriever fue seleccionado como perro de cobro de caza por la aristocracia inglesa, por sus aptitudes en la natación, se convirtió en un gran perro de cobro en agua, ya que gracias a su pelaje corto, a sus pies palmeados y a su profundo y fuerte pecho, nada perfectamente hasta recoger la pieza caída.

También su pureza, conservada desde sus orígenes, permitió el desarrollo del temperamento característico del Labrador, ese temperamento dócil y equilibrado, y esa inteligencia viva que hacen del Labrador un perro despierto y fácilmente adiestrable. Además debe ser un perro seguro de sí mismo y que tienda a complacer a su amo; por lo tanto, mediante un adiestramiento apropiado obtendremos un magnífico perro de cobro.

En Gran Bretaña, Canadá y Estados Unidos el Labrador disfruta de es indiscutible reputación. En España no tardará en alcanzarla.

CENLA

Labrador Retriever

CENLA viene dedicada a la cría y selección de excelentes ejemplares de Labrador Retriever, en sus tres colores, con fidelidad estricta a los cánones físicos y temperamentales.

 

CamadasPerros Cenla